OSTEOPATÍA: Medicina Manual

Share

 

La Osteopatía es una Terapéutica Manual con bases filosóficas y científicas.

      Si bien las Terapias Manuales datan de épocas tan antiguas como las del Antiguo Egipto (4000 a.c), la Osteopatía nace de la mano de Andrew Taylor Still en Estados Unidos alrededor del año 1892 cuando funda la American School of Osteopathy. A partir de allí, la Osteopatía se multiplica por todo el mundo.

Actualmente, hay diferencias en las legislaciones de los países en relación a la formación y el ejercicio profesional. En Argentina, para ejercer legalmente la Osteopatía es necesario ser un profesional de la salud avalado por el Ministerio de Salud de la Nación, como Lic. Kinesiólogo o Médico. Y luego, estudiar la formación de Posgrado en Osteopatía. En algunos países la Carrera de Osteopatía es independiente de otras carreras de la salud.

La Osteopatía es avalada y recomendada por la Organización Mundial de la Salud, e integra las llamadas Medicinas Alternativas, Tradicionales o Complementarias. Es una disciplina donde no se utiliza aparatología y no se prescriben medicamentos.

Es una disciplina científica porque sus bases se fundamentan en estudios de anatomía, fisiología, histología, biomecánica, etc., y existen múltiples estudios científicos que avalan su efectividad.

La Osteopatía responde a una filosofía de concebir al individuo como un todo (holística) y con capacidades de autocuración. Considera primordial la relación entre estructura y función,  y para que el individuo esté sano ambas deben estar indemnes y en equilibrio. Cuando esto no sucede, el osteópata intentará corregirlo, luego de una exhaustiva evaluación y diagnóstico osteopático, con las Técnicas Manipulativas devolviendo al individuo a un estado saludable.

El osteópata utiliza sus manos como herramientas de diagnóstico y tratamiento. A través de ellas percibe la calidad de los tejidos y detecta las zonas de restricción. Luego aplica las técnicas según el tipo de tejido a tratar (técnicas neuromusculares, técnicas conectivas o fasciales, técnicas para ligamentos, técnicas circulatorias, etc.)

La Osteopatía se basa en los siguientes principios:

  • La Estructura gobierna la Función: para los osteópatas el desorden en la movilidad de una estructura, produce la alteración de la función. Esta alteración de la función da origen a síntomas y enfermedades.
  • La Unidad del Cuerpo: El cuerpo es capaz de autoregularse y autocurarse si está en condiciones saludables.
  • La Regla de la Arteria es absoluta: Cuando la circulación de los líquidos del cuerpo se efectúa normalmente la enfermedad no se puede desarrollar. Cuando esta se ve bloqueada por algún motivo, se acumularán toxinas y provocarán la enfermedad.

LESIÓN OSTEOPÁTICA o DISFUNCIÓN: la lesión osteopática se instala cuando hay una disminución o ausencia de la movilidad normal de una estructura, pudiendo esto interferir en la inervación de un órgano (sea por excitación o sea por inhibición de las vías nerviosas) o en la circulación del mismo (isquemia o congestión).

El desafío para el osteópata es encontrar el origen de los síntomas del paciente e identificar las estructuras afectadas. Llevará un largo aprendizaje el aplicar con sutileza y precisión los movimientos buscados, y será  necesario un importante desarrollo del sentido del tacto.

 El osteópata también utiliza los medios de diagnóstico de la medicina moderna: laboratorio, radiología, resonancia magnética, etc. para determinar si el problema que se le presenta es de su competencia.

La Osteopatía puede aplicarse sin restricciones de edad. Si bien el éxito de la Osteopatía es más conocido a nivel de las lesiones musculo-esqueléticas (lo que se denomina Osteopatía Estructural), el campo de acción es mucho más amplio. Hay técnicas osteopáticas dirigidas a todos los tejidos del cuerpo: Osteopatía Visceral, Osteopatía Craneal, etc.

La gravedad o la organicicidad de una enfermedad (cáncer, infecciones graves, hemorragias) son un claro límite para la aplicación de la Osteopatía.

El tratamiento con Osteopatía se recomienda tanto para aliviar lesiones agudas como en forma preventiva para mantenerse sanos y libres de enfermedad.

El tiempo del tratamiento es de aproximadamente una hora, requiriendo mayor tiempo la primera consulta. La frecuencia del tratamiento lo evaluará su terapeuta, pudiendo variar desde dos veces por semana a una vez por mes, según el caso.

En resumen, la osteopatía es una rama de la medicina, con bases filosóficas y científicas, su efectividad depende del diagnóstico y la ejecución correcta de las técnicas por medio del osteópata, siendo su herramienta mas importante: su habilidad manual.

Lic. Verónica G. QUINTANA Kinesióloga Fisiatra.

lic_quintana@kinesiologiaramosmejia.com

Fuente consultada: Tratado de Osteopatía. Ricard-Salle. Ed. MedicaPanamericana. 3ra edición.

Como dije anteriormente, para ejercer legalmente esta profesión en la Argentina, debe ser en primera medida un profesional de la salud. Si busca un profesional de la Osteopatía haga click AQUÍ.

 

 

Share

Tags: ,

Leave a Reply