¿Es bueno practicar YOGA?

Share

 

 YOGA. Algo más que ejercicio físico…

           Vivimos en un mundo agitado y apurado, y pareciera que no nos queda tiempo para pensar quiénes somos, ni de conocernos en profundidad. Parece que sólo nos damos cuenta que tenemos un cuerpo cuando nos aquejan los dolores.

 La mayoría de las personas, inmersas en una  vida moderna obsesionada por los bienes

Postura del viento

materiales, donde “ser mejores” es sinónimo de “tener más”, se  alejan de una vida de reflexión y de cuidados integrales para el cuerpo y el alma. Entonces, cuando sobreviene el desequilibrio, la persona puede llegar a sufrir desarreglos tales que pueden conducir a la enfermedad y al sufrimiento.

 El yoga es una disciplina que busca el equilibrio entre las diferentes partes del individuo: físico, mental y espiritual. Tiene como objetivo principal el conocimiento de uno mismo y la unión con el mundo que lo rodea, estableciendo relaciones de tranquilidad y alegría, lo que nos conduce a un óptimo estado de salud.

Salvo indicaciones precisas, los ejercicios pueden ser realizados por cualquier persona y sin límites de edad.

Practicar yoga es conocerse a uno mismo en las tres dimensiones, física, mental y espiritual; es buscar siempre el equilibrio, y aprender entonces a relacionarnos con el resto de la creación. Es reconocer que podemos mejorar cada día más.

El yoga tiene sus orígenes en la India, hace miles de años, y más que una secuencia ordenada de ejercios y respiraciones, como la mayoría de la gente cree, es un sistema filosófico-religioso. En el siglo XIX el yoga llega a Occidente de la mano de varios filósofos.

Hoy en día se practican varias modalidades de yoga, siendo la mas difundida el HATHA YOGA, que se basa en el control de la respiración y de las asanas (posturas) para dominar el cuerpo y la vitalidad. Su práctica desarrolla al máximo las posibilidades psicofisiológicas del individuo.

 En el yoga hay varios principios que hay que dominar, siendo los siguientes los más conocidos:

  • ASANAS: son las posturas de yoga, que son actitudes corporales que se utilizan para conservar la salud física.
  • PRANAYAMA: es el control del sistema nervioso a través de la respiración.

 Para el yoga, la vida gira en torno a la columna vertebral. O sea, la salud de la columna es sinónimo de vitalidad de todo el ser.

Postura de la cigûeña

A la hora de meditar, los yoguis se ayudan de diversos elementos como pueden ser los MANTRAS (sonidos) o MANDALAS (imágenes).

 LA RESPIRACIÓN:

Así como respirás, así es tu mente. Si tienes una respiración superficial y agitada, es tiempo que empieces a cambiarla. Si empiezas a practicar una respiración lenta y profunda, tu mente se aquieta y como resultado, comienzas a conectarte con tu ser, con tu escencia, provocando en todo el cuerpo una sensación de relajación profunda, además de mejorar la oxigenación de cuerpo y de tu cerebro. A través de nuestra respiración, podemos influir en nuestros pensamientos y emociones.

EL PRANA:

El Prana, para los hindúes, es la energía del universo. Se encuentra en el aire, en el agua y en los alimentos. Pero la forma mas sencilla de absorverla es a través de la respiración. Cuando aprendemos a controlar el Prana que circula en nuestro cuerpo, nos mantenemos en equilibrio y nos alejamos de las enfermedades.

 LAS ASANAS o POSTURAS

Postura del Arbol

Son posturas en las cuales se puede permancer inmóvil durante mucho tiempo sin sentir ninguna molestia y sin hacer esfuerzo alguno. Las posiciones para ser consideradas ASANAS deben cumplir los tres requisitos: estabilidad, inmovilidad y ausencia de esfuerzo.

Una ASANA no es un simple ejercicio físico. En ella intervienen el dominio muscular, el ritmo, la respiración, la concentración, el equilibrio psicofísico y la paciencia.

El objetivo del yoga es alcanzar la postura adecuada para la meditación, la del LOTO. Sin embargo el practicante de yoga va sometiendo su cuerpo a distintos ejercicios a través de las asanas par lograr un equilibrio físico, ya que allí se estimulan músculos y zonas del cuerpo que no se estimulan en la vida cotidiana. Al practicar la asanas es fundamental la conexión cuerpo-mente para poder lograrlas. La concentración es tan importante como la respiración. Cada asana tiene como objetivo estimular una zona del cuerpo específica.

 

IMPORTANTE:

Como las posturas estimulan ciertos órganos en mayor o menor medida, hay que tener precaución si uno posee alguna enfermedad a la hora de realizarlas. Si hay problemas de columna como desviaciones o inestabilidades, algunas posturas de movilidad extrema deben evitarse.

Su kinesiólogo podrá orientarlo acerca de qué postura no es conveniente realizar, según su problema.

Las asanas no deben requerir esfuerzos excesivos ni ser dolorosas. Si bien al comienzo sentirás que son posturas incómodas debido a la falta de elasticidad de los tejidos o la falta de equilibrio y coordinación, con mucha concentración y paciencia, podrás ir progresando sin dañar tu cuerpo.

           En resumen, el Yoga es un excelente método de trabajo psicofísico y espiritual, busca el equilibrio integral del individuo a través del autoconocimiento. Las asanas son parte del entrenamiento físico. Sin embargo, debes tener precaución y consultar a los profesionales de la salud, si tienes una patología ya instalada. El yoga es ideal para mantener una vida saludable y prevenir enfermedades.

Lic. Verónica G. QUINTANA – Kinesióloga Fisiatra

lic_quintana@kinesiologiaramosmejia.com 

 Fuente consultada: YOGA. La busqueda del equilibrio. Silvia Hurtado. Ed. El Ateneo. 2004.

 

 

 

Share

Tags: , ,

2 Responses to “¿Es bueno practicar YOGA?”

  1. terapias alternativas en Madrid Says:

    Enhorabuena por esta plataforma de info me gusta lo comentado aquí. Espero poder participar proximamente. Un bss Bye Bye.

  2. Veronica Says:

    Gracias! Muy amable por su comentario!

Leave a Reply